INTERNET ES LA LUZ

20 11 2009

La publicidad convencional se desploma.

Veo una luz a lo fondo del túnel.

Es Internet.

 

 

 

 

Hoy día 20 de noviembre El País publica un reportaje titulado “Se busca anuncio rentable en la Red” donde se afirma que Internet es el único soporte publicitario que resiste a la crisis. Pero también es un medio muy agresivo. Un medio que puede poner barreras a tu “navegación internáutica” y generar antipatía. La clave es generar contenidos y, a la vez, simpatía (como ya he comentado en otros posts). El País hace referencia a la campaña que realizó Burger King donde se ofrecía un menú gratis por cada 10 amigos eliminados en Facebook. Y a Facebook esto no le gustó mucho: 233.000 personas fueron expulsadas de la red. Internet genera masas de opiniones, permite agruparse  y desagruparse en el tiempo que cierras y abres los ojos. Puedes votar en contra o a favor sin necesidad de moverte de tu silla ni despegar los dedos del teclado o la vista de la pantalla.

En el Reino Unido la publicidad en Internet ha superado ya a la televisión y acapara una cuota de mercado del 23,5%. ¿En España se seguirá el mismo camino? Las personas de cada país o región tienen unas similitudes y responden diferente a las tendencias, a las corrientes que se presentan. ¿Es Internet también capaz de romper estas barreras y provocar una misma reacción a personas de diferentes culturas? Quizá no la misma, pero sí similar. Cada uno se adaptará y será moldeado según sus preferencias.

Lo que está claro es que la televisión, antes medio por excelencia, está saturado. Es necesaria la máxima creatividad para cautivar. Bienvenido a la república independiente de tu casa lo consiguió. Además, trasladó el éxito del anuncio al producto. Según el reportaje de El País, el famoso lema aumentó las vendas de la empresa y, además, se vieron obligados a producir el felpudo. El “tonight tonight” de Estrella Damm también fue un éxito. El anuncio era deseado y adorado y una simple pieza tuvo una repercusión espectacular y generó admiradores del estilo de vida que se promovía (“el mediterráneo”). Es importante que la estrategia también esté acompañada de otros medios y acciones para que sea verdaderamente eficaz. Integrar todos los equipos hacia un fin común para construir una imagen global y unida. Hay marcas que inician la campaña en televisión y la transfieren en Internet. Dan el salto con el traslado de la publicidad analógica a la digital. No tienen en cuenta que este último necesita características especiales y distintivas, no basta tan solo con poner el anuncio en Youtube. No es lo mismo Internet que TV.

Pero verdaderamente Internet está lleno de malos anuncios. Tal como reitera el reportaje de El País, es tan barato producir un anuncio para la Red o la radio que no se le da valor. No se debe menospreciar porque sea barato, sino elevar por las infinitas posibilidades creativas que posee y su posterior efectividad y eficacia. Crea simpatía y, además, vende.

La televisión lleva 50 años operando y la publicidad le ofrece poco más de un anuncio o un product placement. En 1990 se creó el primer cliente web, primero se pasó por los banners (todavía utilizados) y ahora el cliente ya puede crear espacios interactivos para su consumidor. Una evolución de posibilidades que parece no tener freno, el freno que hace años que la televisión ya ha encontrado.

No se tiene que hablar de Internet como medio, sino como un “mundo”. Tiene “personas” (o en su defecto sus avatares), publicidad, contenidos, televisión, radio, tiendas, etc. Y además puedes crear este “mundo” a tu medida.